Reading time: 2 – 4 minutes

Foto por Melophoto (via Flickr)

Artículo escrito por Adrián Navarro. Sígueme en Twitter.

Después de un buen rato de no publicar por asuntos familiares y laborales, regreso al buen camino, espero en lo consecuente hacer una publicación por semana, el arte de “ser papá” por partida doble es un verdadero reto :D, y estamos aprendiendo.

Entrando en materia toca el turno a los líderes que no tienen credibilidad y por ende deben asumir las consecuencias de sus acciones, más sin embargo como un buen amigo dice, regresemos a los principios y hagamos las siguiente pregunta: ¿Para que quieres ser en un líder ?, para ser famoso, adquirir un estatus, lograr resultados, pareciera que esta es la clave, perseguir algo cueste lo que cueste, partiendo de un punto de referencia, al final esos resultados, favorable o no te marcaran por siempre.

Los múltiples fracasos que te has topado para llegar a donde tu quieres dependerán enormidades de tu incongruencia o falta de credibilidad, muy a pesar de que hagas todo con “buenas intenciones” .

A continuación las consecuencias por falta de credibilidad en sencillos puntos. ( Encajas en algunas )

  • Falta de compromiso de tu equipo hacia las metas y la empresa (Eres la cara de la empresa para la cual trabajas).
  • Disminución de tu influencia. Es probable que, por autoridad, tengas poder sobre tu equipo de trabajo, pero una cosa es que realicen las tareas que les marques por obligación y otra por convicción.
  • Disminución de la productividad. Los colaboradores (está comprobado) necesitan confiar en su líder. Cuando no confían se generan conflictos, malos entendidos, baja de moral y otro tipo de situaciones semejantes.
  • Mal clima laboral como consecuencia de lo anterior.
  • Los colaboradores no se sentirán impulsados a desarrollar su máximo potencial, por lo tanto, se vuelven menos creativos y harán sólo lo mínimo necesario en su trabajo para cumplir, será muy difícil que den ese 110% más que a veces se les pide. Y si lo hacen, lo harán a disgusto.
  • Es probable que boicoteen tus proyectos. No digo que sean mal intencionados, pero cuando los niveles de frustración son muy grandes, a veces las personas reaccionan de manera insospechadas.

Todas las razones anteriores harán que tu camino al éxito o a lograr el resultado que buscas sea imposible o te resulte muy difícil.

fuente: http://www.leticiabarrios.com/

 IMPRÍMELO
votar   

Si te ha gustado, por favor considera subscribirte al blog. También puedes ayudarme a promocionar mi trabajo y crear comunidad, votándolo en Bitácoras.com o compartiéndolo en Twitter con tus amigos y seguidores.


-->
Trackback

no comment untill now

Add your comment now


· coogee theme
· 2009-2010 un blog de Adrián Navarro
· Contenido publicado bajo la licencia Creative Commons 3.0 (Reconocimiento)
· Este sitio funciona gracias a Wordpress y Aleux México
IBSN: Internet Blog Serial Number 010-101-010-9