Reading time: 4 – 7 minutes


Foto por Lincolnian (via Flickr)

Artículo original escrito por Adrián Navarro. Sígueme en Twitter.

Con el paso del tiempo y tras aprender de los errores cometidos, me doy cuenta de que a pesar de no estar familiarizado al 100% con el concepto ( Empowerment ) he venido realizando el facultamiento de mis equipos de trabajo, me ha costado mucho y aún falta más por recorrer. Para este post me he documentado leyendo Empowerment de Ken Blanchard, el concepto de el libro es muy simple y amigable la explicación la llevan de una manera clara y concisa, en resumen, definen el arte de facultar en tres claves que abordaremos de inmediato.

La primera clave es: “Compartir información con todos”.
Sí !!!, todas las personas, de todos los niveles, de la organización deben conocer la información ( y me refiero a toda ), saber interpretar los estados financieros, por lo menos lo más básico, conocer las utilidades, todo esto tiene un propósito: “Quienes carecen de información no pueden actuar con responsabilidad. Quienes tienen información se ven obligados a actuar en forma responsable”. Esto le da a los empleados “confianza”. Esta primera clave es la forma de “terminar con el pensamiento jerárquico tradicional”, además “estimula a las personas ha actuar como si fueran dueñas de la empresa”.. ¿ Imaginas el potencial de las personas del departamento de ventas si conocieran los ingresos por cliente y pudieran hacer ellos mismos una negociación tal que permitiera no perder ventas y al mismo tiempo incrementar las utilidades de la organización ?, o al personal de tráfico reduciendo los gastos de transporte por re-organizar entregas y rutas a costa de altos niveles de ventas ( trabajo en equipo ).

La segunda clave es: “Crear autonomía por medio de fronteras”.
Lo resumo es estos conceptos:
Propósito: ¿ En que negocio estas ?
Valores: ¿ Cuales son sus guías operativas ?
Imagen: ¿ Cual es su visión del futuro ?
Metas: ¿ Qué, cuándo, dónde y cómo hace usted lo que hace ?
Papeles: ¿ Quién hace cada cosa ?
Estructura organizacional y sistemas: ¿ Cómo apoya usted lo que quiere hacer ?

Vean lo que Steve Jobs,de Apple Computer realizó al visualizar un PC en cada hogar !!. Como saber si nuestros subordinados tienen claro lo que tienen que hacer, una buena forma de averiguarlo es con un “Planificador de diez prioridades“, se hace en dos partes y por partida doble, en una hoja usted escribe las diez prioridades que cree su empleado debería estar haciendo, y su empleado hace una lista con las 10 prioridades que cree que usted le ha solicitado, cuando las tengas listas se reunien y las analizan, se dará cuenta de que no tienen similitud alguna, de hecho las prioridades del empleado se enfocan en las tareas diarias mientras que las prioridades que usted ha escrito van mucho más allá… aquí es donde empieza el arte de facultar pues las prioridades del empleado cambiarán ya que se le facultará para tomar decisiones, esto marcará el rumbo del departamento o empresa, según lo aplique, que de buena forma ayudarán a la organización. Una vez que nuestros subordinados entiendan el concepto se sentirán mas como socios que como empleados pues cuidarán su trabajo e impulsarán los cambios en la organización, cambios que van desde la optimización de los recursos hasta la reducción de gastos, sin mencionar que ahora tendrán metas claras y objetivos claros. “La visión cobra vida cuando todos ven dónde su aporte es el factor decisivo”. “Facultar no es magia; sólo algunas ideas sencillas y mucho trabajo inteligente”.

La tercera clave es: “Reemplazar la jerarquía con equipos autodirigidos”.
El concepto “autodirigidos” a algunos les causa pavor ya que se deben tomar decisiones y ejecutarlas. Un equipo autodirigido consta de un grupo de empleados que tienen la responsabilidad de todo un proceso o producto. Platean, ejecutan y dirigen el trabajo desde el principio hasta el fin, es un equipo de alto rendimiento donde las responsabilidades son compartidas, el liderazgo del equipo puede rotar, pero el grupo decide como. “facultar proviene de enseñar a otros cosas que pueden hacer para depender menos de nosotros”. Tome en cuenta que “equipos facultados pueden hacer más que individuos facultados”, que “los empleados no empiezan sabiendo cómo trabajar en equipos autodirigidos”, que “la insatisfacción es un paso natural del proceso”, que “todos tienen que entrenarse en destrezas de equipo”, que “compromiso y apoyo tienen que venir desde la cumbre”, que “equipos con información y destrezas pueden reemplazar la vieja jerarquía”.

Si logramos inculcar estos principios en nuestro personal tendremos más tiempo para intervenir en planeación estratégica, trabajar mas con clientes, examinar nuevos equipos y procedimientos, investigar e impartir el tipo de entrenamiento que los empleados van a necesitar en el futuro, sin mencionar los proyectos especiales que se quedaban en el tintero. La función de los gerentes se convierte en facilitadores y entrenadores, por lo tanto y en resumen, no pierdas estos tres pasos de vista:

En resumen:
1- Compartir la información con todos.
2- Crear autonomía pro medio de fronteras.
3- Reemplazar la jerarquía con equipos autodirigidos.

 IMPRÍMELO
votar   

Si te ha gustado, por favor considera subscribirte al blog. También puedes ayudarme a promocionar mi trabajo y crear comunidad, votándolo en Bitácoras.com o compartiéndolo en Twitter con tus amigos y seguidores.


, , , -->
Trackback

no comment untill now

Add your comment now


· coogee theme
· 2009-2010 un blog de Adrián Navarro
· Contenido publicado bajo la licencia Creative Commons 3.0 (Reconocimiento)
· Este sitio funciona gracias a Wordpress y Aleux México
IBSN: Internet Blog Serial Number 010-101-010-9